Mexico City,
10
Agosto
2022
|
00:27
Europe/Amsterdam

Booking.com comparte cinco consejos para visitar un destino a través de los ojos de un habitante local

Mientras muchos viajeros esperan embarcarse en su próxima aventura en los próximos meses, cada vez más desean experiencias auténticas y saludables que tengan un impacto positivo en las comunidades locales de sus destinos elegidos. Dado que casi el 55% de la comunidad viajera mexicana considera la compra de productos de origen y el apoyo a las empresas locales como una forma de garantizar un viaje más sostenible. Cada vez hay más viajeros que están evitando activamente los destinos turísticos de interés popular, reportando un 71% que buscan garantizar una visita más igualitaria en impacto y beneficios en su viaje*

Dado que los viajes sostenibles significan mucho más que el reciclaje para la gente hoy en día, Booking.com ha recopilado cinco consejos para mostrar las actividades que pueden reforzar y añadir valor a las comunidades locales, a la vez que ofrecen a los viajeros experiencias culturales más auténticas.

1. Apoyar la cultura local

Con casi un 74% de la comunidad viajera mexicana informando que quieren el dinero que gasten en vacaciones sea para beneficiar a la comunidad local*, los viajeros pueden sumergirse en la cultura local y apoyar su destino elegido de diversas maneras. Podrás cenar en los restaurantes dirigidos por familias, cambiar un hotel por un alojamiento familiar o comprar artesanías y delicias locales en una tienda local o en un mercado callejero. Chiang Mai, en el norte de Tailandia, por ejemplo, es uno de los destinos más populares para los mercados callejeros, según la comunidad viajera de Booking.com, con una plétora de mercados diurnos y nocturnos esperando ser descubiertos. Podrás reservar  una ceremonia de almendras en el templo Doi Suthep y un tour del mercado para explorar la ciudad y sus puntos de cultura con un guía local. Aprovecha y visita el mercado de artesanías de Tha Pae Sunday Walking Street, disfruta de hermosas flores cultivadas localmente en el mercado Ton Lamyai o come deliciosas carnes ahumadas y fritas y congee (pudin de arroz tailandesas) en el mercado Siri Wattana. 

El Baan Boo Loo Village - SHA Plus está situado en el centro histórico de Chiang Mai, a una corta distancia de los mercados. Esta villa, de propiedad familiar, con insignia de Viaje Sustentable presenta una decoración única con habitaciones de estilo tailandés tradicional, muebles tejidos y vistas increíbles a los jardines y a las montañas de los alrededores. Los huéspedes pueden disfrutar de un delicioso desayuno cada mañana, donde el chef se toma el tiempo de explicar los ingredientes locales utilizados en cada plato.

2. Prueba con productos frescos regionales.

Comer comida local es una gran manera de apoyar a la comunidad y tiene el beneficio añadido de ser a menudo más fresco y sabroso que las alternativas de los supermercados importados. Hay una multitud de destinos en todo el mundo donde los viajeros pueden degustar deliciosa comida regional. Para los amantes de la gastronomía, la isla más septentrional de Hokkaido, en Japón, es un lugar apasionante para visitar. La ciudad portuaria de Hakodate ofrece una amplia gama de delicias marinas, desde pescado fresco, hasta calamar y cangrejo, lo que no sorprende que este destino sea altamente recomendado por los viajeros de Booking.com por sus mercados de pescado. Los visitantes pueden pasear por el mercado matutino de Hakodate antes de dirigirse a la avenida de marisco Donburi Yokocho para degustar algunos de los suculentos platos. El Ikkatei Tabiji sirven un gratín casero con cangrejo, croquetas de queso crema y rollos primavera, los cuales son todo un éxito con los clientes. Los brillantes melones anaranjados Yubari King son muy apreciados por su dulzura y se cultivan en el suelo de ceniza volcánica de la tierra, mientras que las sandías negras Densuke también se cultivan exclusivamente en la isla, ambos son delicias que no te puedes perder. 

La posada tradicional japonesa Yunokawa Onsen Emi Hakodateya está a una corta distancia en auto del mercado matutino de Hakodate. El establecimiento alberga un baño de aguas termales y sirve un desayuno buffet asiático tradicional todos los días.

3. Alimentación orgánica

Con el 68% de la comunidad viajera mexicana informando que quieren ser más conscientes de su consumo de alimentos mientras realizan turismo, * queda claro la importancia general que está tomando en las personas. La capital sueca de Estocolmo es un destino muy recomendable para la comida ecológica según los viajeros de Booking.com, ya que hay una gran variedad de deliciosos platillos para los visitantes, acompañados de sol y diversión. Las excursiones más populares incluyen el Colorfield, un restaurante que pretende "deleitar todos los sentidos" con platos elaborados con frutas y verduras orgánicas y frescas en todos los colores del arco iris, así como el Eat Your Garden, que ofrece un servicio de comida sostenible basado en plantas. El Kungsträdgården es un lugar ideal para conocer la ciudad en una excursión privada sostenible desde el cerezo florecido hasta Djurgården, el pulmón verde de Estocolmo, y aprender sobre la cultura local y el estilo de vida de un guía residente.

Los viajeros pueden realizar una visita sostenible con su elección de alojamiento. El Travel Sustainable Boutique Hotel, Hobo ofrece un diseño industrial elegante y comunitario. El restaurante TAK, ubicado en el piso 13, sirve platillos ecológicos y de temporada y ofrece vistas panorámicas al perfil urbano de Estocolmo.

4. Visita una la playa menos concurrida

La arena blanca y el sol es lo que atrae a la gente a las vacaciones en la playa, especialmente para el 85% de la comunidad viajera mexicana que considera una gran playa es clave al elegir su destino de viaje.* Con una variedad de playas, no es de extrañar que Baska en Croacia sea popular entre las playas de guijarros de los viajeros de Booking.com. Esta encantadora localidad costera de la isla de Krk, es una gran alternativa a los lugares de interés más populares de Croacia. Los visitantes deberán dirigirse a la playa de Ikovac, justo al norte del centro de la ciudad donde los guijarros blancos se mezclan a la perfección con las aguas turquesas para un impresionante baño de aguas cristalinas. Es ideal para familias, ya que ofrece una gran variedad de deportes acuáticos y un parque infantil. Los más aventureros pueden hacer senderismo por la isla para disfrutar de las hermosas vistas a la playa desde arriba.

                      

El Apartment's Đordićv se encuentra cerca de la costa y es el lugar ideal para los viajeros que buscan la playa. Este departamento amplio y moderno cuenta con certificación de Viajes Sustentables, balcón con vistas a los exuberantes jardines, información sobre los ecosistemas, el patrimonio y la cultura de la zona y un porcentaje de ingresos destinados a proyectos comunitarios. Los huéspedes podrán explorar la comunidad isleña con una visita a la Granja Immortelle de Krk, una granja familiar donde también podrán disfrutar de una degustación de brandy de origen local. 

 5. De la granja a la mesa

¿Qué es más fresco que una experiencia de la granja a la mesa? Este movimiento ha experimentado un enorme aumento en los últimos años y promueve alimentos orgánicos cultivados localmente que permiten a las personas apoyar a las comunidades y prevenir las millas de alimentos. Con una gran variedad de restaurantes sostenibles apareciendo en todos los mercados del mundo. Los viajeros que busquen establecimientos agrícolas a pequeña escala en restaurantes de cadena más grandes deben dirigirse a Goiania en Brasil, un destino altamente recomendado para los mercados de agricultores según los viajeros de Booking.com. Esta ciudad de tamaño medio en el centro de Brasil se fundó en 1933 y es conocida por su agricultura y ganadería, que son actividades económicas importantes para el destino. Los visitantes pueden dirigirse a Mercadinho Natureba, un pequeño mercado centrado en la venta de productos naturales, ecológicos y sostenibles; cada artículo se examina cuidadosamente para determinar cómo se produce para garantizar que cumple los requisitos del mercado.